fbpx
  • ACCEDER
  • No hay productos en el carrito.

Cómo hacer una cocina accesible para personas con discapacidad de forma sencilla y económica.

Cuando buscas alojamiento para pasar unas vacaciones en una casa rural o en un apartamento das por sentado que vas a poder utilizar la cocina ¿o no? Pues en el caso de las personas con discapacidad también es importante.

Ten en cuenta que uno de los motivos para elegir este tipo de alojamiento en lugar de un hotel es que puedas hacer tu propia comida y te sientas como en casa. Por eso, además de tener una habitación y un baño accesible, es importante que el alojamiento cuente con una cocina que reúna unas condiciones de accesibilidad que le permita a las personas con discapacidad cocinar de forma autónoma.

Seguramente estarás pensando en cocinas domotizadas en las que se puedan subir y bajar los muebles, los electrodomésticos funcionen de forma automática por voz o soluciones tecnológicas que supongan un gran coste. Evidentemente puedes complicarte la vida todo lo que quieras y si tienes presupuesto ilimitado, estas opciones son excelentes. Pero si lo que quieres es que tu cocina sea útil para todo el mundo y conseguirlo a un precio asequible, echa un vistazo a estos 3 consejos que te doy.

Movilidad

No es necesario que la cocina sea especialmente grande pero, sí es fundamental que permita óptima movilidad en su interior, especialmente para personas que se muevan con silla de ruedas. Por eso, es necesario que haya un espacio libre de obstáculos mínimo de 120 cm, aunque es preferible que haya 150 cm. Es necesario que se pueda inscribir un círculo de esas dimensiones en el que no haya ningún elemento que dificulte esta maniobra.

Para conseguirlo, ten en cuenta cómo colocas el mobiliario, la mesa, las sillas y la apertura de la puerta. Procura que siempre puedas asegurar ese espacio libre para permitir que las personas usuarias de silla de ruedas o de andador, puedan girar sin mayor problema.

En el caso de la vitrocerámica y el fregadero, es importante que no haya mueble inferior, para permitir el acceso frontal con silla de ruedas.

Para conseguirlo, puedes dejar el hueco libre o bien utilizar muebles con ruedas que se puedan poner y quitar cómodamente como ves en esta imágen.

Mueble con ruedas bajo vitrocerámica para permitir acceso frontal con silla de ruedas.

También puedes dejar el espacio libre de muebles, diáfano o colocar baldas que podrás poner o quitar a demanda, en función de las necesidades de tus clientes.

Usuario de silla de rueda utiliza un fregadero sin muebles en su parte inferior

Zona de alcance

Todos los utensilios que se vayan a utilizar en la cocina así como otros electrodomésticos como el microondas, por ejemplo, deben estar dentro de la zona de alcance desde una silla de ruedas.

En la medida de lo posible, evita los armarios altos. Evidentemente puede haber mueble en la parte superior, pero procura que los enseres más importantes y cotidianos estén en los muebles que están en la parte baja de la cocina. Así podrás asegurar que una persona de baja estatura, por ejemplo, pueda alcanzar los vasos, platos o las cacerolas para poder guisar.

Cocina sin muebels en la parte superior.

Electrodomésticos

A la hora de elegir los electrodomésticos, también es importante tener en cuenta que todos aquellos que son digitales, no son accesibles para personas con discapacidad visual.

Te recomiendo que el uso de los electrodomésticos sea intuitivo, es decir, que sea fácilmente comprensible. De no ser así, es importante que tengas una guía de uso fácilmente comprensible. Quizá sería conveniente que hagas un documento donde se explique de forma sencilla cómo deben utilizarse los electrodomésticos utilizando dibujos o fotografías.

¿Cuántas veces has tenido que leer las instrucciones de uso de un electrodoméstico y no las has entendido? Esto mismo puede ocurrirles a tus clientes. Te aconsejo que hagas una especie de tutorial sencillo en el que, apoyándote en imágenes, puedas ilustrar de forma clara el modo de uso de los electrodomésticos, la calefacción o el aire acondicionado por ejemplo.

Al margen de estos 3 puntos fundamentales, hay otros muchos pequeños detalles que es necesario tener en cuenta para hacer que una cocina sea accesible para todas las personas. Las puertas, las ventanas, el color, los enchufes, el tipo de grifo o el modelo de mesa, son algunos de ellos. Pequeños detalles que si se tienen en cuenta durante la construcción no supondrán más coste y harán que tu cocina sea completamente inclusiva para todo el mundo.

Curso cocina inclusiva. Usuario de silla de ruedas cocina en una vitrocerámica

Si tienes interés en hacer una cocina para todas las personas, te recomiendo que le eches un vistazo al “Curso de Cocina Inclusiva” que hemos creado. 3 video clases en las que te cuento paso a paso todos los detalles que deberás tener en cuenta para que todos tus clientes se sientan como en casa.

 

0 responses on "Cómo hacer una cocina accesible para personas con discapacidad de forma sencilla y económica."

  1.  

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Logotipo UE
El Instituto Europeo de Turismo Inclusivo ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar la competitividad de las Pymes y gracias al cual ha puesto en marcha un Plan de Marketing Digital Internacional con el objetivo de mejorar su posicionamiento online en mercados exteriores durante el año 2021. Para ello ha contado con el apoyo del Programa XPANDE DIGITAL de la Cámara de Comercio de La Rioja.
Programa financiado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional. Una manera de hacer Europa
top
X